En los campamentos de población saharaui de Tindouf (Argelia) se encuentran refugiadas, desde 1975, más de 170.000 personas con alta dependencia de ayuda externa.

La situación prolongada de refugio, el envejecimiento de la población, las prácticas alimentarias poco saludables y las condiciones climáticas adversas están provocando un aumento de la incidencia de las enfermedades crónicas, entre ellas el glaucoma, la segunda causa común de ceguera y una enfermedad que afectará a más de 4’5 millones de personas en 2020, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

A pesar de que los últimos estudios en el continente africano estiman los casos de glaucoma crónico alrededor de un 8%, en los campamentos de población saharaui se han observado cifras superiores que en algunos momentos han podido llegar al 20%. A este hecho contribuye a la escasez de medios diagnósticos y de tratamiento, tanto de recursos humanos como materiales.

Ojos del mundo tiene presencia continua en el Sahara desde el 2001 y actualmente colaboramos con el Departamento de Oftalmología de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) para centrar los esfuerzos en detectar, de forma precoz, los casos de pacientes con glaucoma. En este sentido, incidimos en:
– Mejorar la capacitación del personal sanitario (médicos generalistas y enfermeros) para efectuar un diagnóstico más preciso de los casos de glaucoma.
– Apoyar las campañas de screening con carácter periódico para detectarlo de forma precoz.
– Favorecer la producción de medicación para el glaucoma en el laboratorio de los campamentos para incrementar la disponibilidad de los fármacos y garantizar el abastecimiento continuado.
– Organizar campañas de sensibilización sobre patologías oculares en general.

El 12 de marzo es el Día Mundial del Glaucoma, un día dedicado a informar y sensibilizar sobre la importancia de realizar revisiones periódicas para detectar de forma precoz esta patología ocular, ya que es la mejor manera de prevenirla.