Ojos del mundo persigue reducir la ceguera evitable en los territorios donde desarrolla sus programas. Y esto lo pretende hacer mejorando el acceso de las personas a los servicios integrales de atención oftalmológica, a través de la implementación de un modelo propio de intervención.

A partir de las directrices de este modelo, Ojos del mundo trabaja para lograr resultados sostenibles, mediante la implementación de redes de salud oculares en todos los niveles de atención y a partir de una  actuación conjunta con:

  • Las autoridades sanitarias locales para desarrollar la salud ocular: definir estrategias y procedimientos de atención oftalmològica y crear y dotar las infraestructuras necesarias para la práctica médica en el marco del sistema público de salud.
  • Los y las profesionales de la salud locales de todos los niveles (desde la atención primaria hasta los especialistas) para su capacitación en detección, derivación, tratamiento y cirugía ocular
  • Las personas de cada territorio (los/las pacientes y sus comunidades) para desarrollar una cultura de salud ocular que promueva la detección precoz de las patologías y la educación en prevención e higiene ocular.

Ojos del mundo pretende hacer más accesible la salud ocular a la población llegando a un mayor número de personas, mejorar la calidad de la atención oftalmológica del personal local y conseguir la sostenibilidad de los Servicios Públicos de Salud Ocular.