Desde la Fundación se realiza un control de cada una de las actividades que se llevan a cabo en los países donde tenemos proyectos de cooperación en base a las líneas de actuación definidas en nuestro plan estratégico que hacen especial énfasis en hacer más accesible la salud ocular, para ayudar a minimizar las discapacidades visuales, y potenciar la formación del personal local como herramienta para mejorar la calidad de la atención oftalmológica.

Así, el pasado mes de octubre, en Mali, se realizaron las siguientes acciones:

Investigación activa de cataratas y triquiasis entre la población de Koro y Bandiagara en la que se examinaron a un total de 634 personas y se detectaron 133 casos de cataratas, 1 de triquiasis y 5 de pterigion.

Comisión médico-quirúrgica que permitió operar a 40 personas de cataratas.

Actividades de formación junto con control post-formación de los directores técnicos del centro de salud de referencia de Koro, formaciones en diplomaturas de asistencia médica en oftalmología y formación de un técnico de mantenimiento hospitalario.

Pequeños grandes pasos para alcanzar los objetivos anuales del proyecto de Ojos de Mali, que podemos hacer realidad gracias a la financiación del Ayuntamiento del Hospitalet, Obra Social ‘La Caixa’, Colegio de Médicos de Guipúzcoa, Fundación Teresa Girbau y Fundación Roviralta.