El 18 de febrero celebramos nuestra XII Jornada anual de trabajo y reflexión en el auditorio del IMO (Instituto de Microcirugía Ocular) de Barcelona, dedicada a analizar los resultados obtenidos durante el 2018 y marcar objetivos para el 2019.

En el encuentro participaron miembros del comité ejecutivo y del comité médico, el equipo operativo y los responsables de los núcleos territoriales y delegaciones, así como numerosos voluntarios/as y colaboradores/as de la Fundación.

Previamente, se habían realizado cuatro días de trabajo por parte del equipo operativo, en forma de talleres y ponencias sobre diferentes materias como, por ejemplo, sobre los indicadores del diagnóstico de estrategia de género que está llevando a cabo la Fundación o las nuevas herramientas y tecnologías para el control de calidad quirúrgica.

En la jornada se presentaron los acciones realizadas en los territorios de intervención:

  • María Tavera, coordinadora de Ojos del Sáhara, pese al programa de mínimos realizado en 2018 por falta de subvención pública, señaló que pudo ofrecerse atención óptica permanente en los campamentos durante todo el año y destacó la incorporación de un oftalmólogo saharaui y de una coordinadora local (un logro excepcional ya que las mujeres saharauis no suelen tener acceso a estos puestos de gestión).
  • En el balance del programa Ojos de Mozambique, expuesto por su coordinador Eric Lavis, además de las comisiones quirúrgicas realizadas, se destacaron las campañas de sensibilización sobre todo en las escuelas y la colaboración con asociaciones de mujeres para apoyar su empoderamiento.
  • El coordinador de Ojos de Mali, Albert Coulibaly, se mostró satisfecho ya que, a pesar de los enfrentamientos bélicos y las muchas dificultades y peligros con los que se encuentran en sus desplazamientos, han conseguido cumplir los objetivos planteados incluso llegando a zonas donde somos la única ONG que consigue operar y realizando cursos de formación para capacitar a profesionales locales.
  • Patricia Tárraga, coordinadora de Ojos de Bolivia, expuso los programas llevados a cabo en Oruro y Tarija, donde poco a poco se va consiguiendo mayor financiación local que permite la compra de equipos para quirófanos y consultas, destacando también las campañas de dotación de gafas en las escuelas y los convenios con asociaciones de mujeres y grupos vulnerables.

Paco Sanz, responsable del área de programas, anunció un aumento de los recursos para las actuaciones sobre terreno y se mostró muy optimista de cara al 2019, también en términos de inclusión de la estrategia de género.

Un año más, agradecemos la participación de todos los asistentes que con su involucración y esfuerzo hacen posible el día a día de Ojos del mundo y la evolución de los proyectos destinados a beneficiar a la población más desfavorecida facilitando su acceso a la salud ocular.