En la lucha de Ojos del mundo contra la ceguera evitable en las zonas más pobres, se valora constantemente la posibilidad de desarrollar proyectos de cooperación en nuevos territorios que sufren precariedad en términos de salud visual, para ofrecer asistencia oftalmológica a la población sin recursos. Por eso, actualmente, Ojos del mundo estudia la opción de iniciar un nuevo programa en Perú.

En mayo, la Fundación ya realizó un viaje de prospección para hacer una primera valoración de las necesidades actuales de la población y de la viabilidad de un programa de cooperación oftalmológica. Durante esta visita se puso de manifiesto el interés de las autoridades sanitarias y los representantes en salud ocular del país para contar con la implicación de la Fundación Ojos del mundo. 

En una segunda visita al mes de septiembre centrada a la región de Puno, Paco Sanz, jefe de programas de la Fundación, conjuntamente con la coordinadora del proyecto Ojos de Bolivia, Patricia Tárraga, pudo profundizar in situ en cómo se podría articular el proyecto. Con una agenda elaborada por el propio Ministerio de Salud de Perú y acompañados por los coordinadores regionales de salud ocular, el Dr. Luís Alberto Ramírez y la Dra. Sonia Tabicas Barriga, los representantes de Ojos del mundo se reunieron con los oftalmólogos y oftalmólogas locales, con las coordinadoras de salud ocular de la región y visitaron diferentes centros de salud.

Después de la visita se concluyó que, a pesar de que la zona de Puno cuenta con una base de profesionales suficientemente preparados, es evidente la falta de equipamiento, de fungibles, medicamentos y gafas, entre otros materiales imprescindibles para realizar consultas, revisiones oculares, tratamientos e intervenciones quirúrgicas.

Actualmente, Ojos del mundo se propone buscar la financiación necesaria para poder implementar el proyecto y poder abrir más ojos … también en Perú.