Una de las labores más destacadas de Ojos del mundo en Mali es la prevención de posibles patologías oculares en la población infantil. Periódicamente se realizan campañas de evaluación de la agudeza visual y detección de errores refractivos en las escuelas de la región de Mopti. Aunque durante los últimos meses no ha sido una tarea fácil. A la situación de conflicto bélico permanente de la zona, y sus consecuentes problemas de seguridad, se le sumó una intensa huelga de maestros que duró 100 días

Para mayo y la primera quincena de junio Ojos del mundo había programado visitas a 10 escuelas, pero finalmente solo se pudo acceder a 7 y, en algunos casos, teniendo que trabajar en condiciones complicadas: por ejemplo, atendiendo al alumnado fuera de las aulas. Lamentablemente estos hechos provocaron que de los 5.582 niños y niñas de la zona, solo pudieran beneficiarse de la revisión un 33%.

Concretamente, el asistente técnico oftalmológico de Bandiagara y el optometrista del Hospital Sominé Dolo en Mopti atendieron a 987 niños y 900 niñas, detectando errores refractivos como miopía, hipermetropía o estigmatismo en 72 (18 niños y 54 niñas).

Durante el mismo periodo, Ojos del mundo también realizo las siguientes actividades:

– CIRUGÍAS

En el Centro de Salud de Referencia de Bandiagara se practicaron 13 intervenciones, 8 de ellas a mujeres. Y en el de Koro se operó a 6 hombres y 9 mujeres.

 

– DONACIÓN

El Centro de Salud de Bankass recibió una donación de medicamentos y material médico para poder operar a 125 pacientes de cataratas.

 

– APOYO LOGÍSTICO

En Douentza y en Mopti Ojos del mundo colaboró con la ONG Alfarouk en las intervenciones quirúrgicas a más de 300 personas.

El proyecto Ojos de Mali cuenta con el apoyo de la Asociación de Empleados de Kutxabank (DAD Kutxabank) y la Diputación de Bizkaia.