El teatro es entretenimiento. Pero para la Fundación también es un instrumento para mejorar la salud ocular. Porque aprovechamos las representaciones para sensibilizar a los niños y niñas sobre la importancia de cuidar sus ojos y, a su vez, podemos realizar revisiones para detectar problemas de visión.

La última función ha tenido lugar en Mozambique, concretamente en la provincia de Inhambane. Con una población de 1,3 millones de habitantes, de la cual el 83% se sitúa por debajo del límite de la pobreza y el 70% vive en zonas rurales, es una de las zonas donde el proyecto Ojos de Mozambique trabaja para garantizar el derecho a la salud ocular, en especial a las mujeres, niños y niñas. Y para ello tiene previstas una serie de actividades en las escuelas que ayudan a promocionar la prevención, la formación y la detección de problemas oculares.

En esta ocasión, el equipo de Ojos de Mozambique organizó una jornada comunitaria de sensibilización en salud ocular para los alumnos y alumnas de las escuelas primarias y secundarias de Dimande y Pamuane, en el distrito de Homoine.

Esta actividad se llevó a cabo mediante la representación teatral ‘Olhos do mundo’ realizada por el grupo de teatro Xifiridjelo. Su objetivo: informar, tanto a los alumnos de la escuela como a los profesores, sobre la higiene ocular individual y colectiva, y señalar los puntos de atención ocular en los hospitales rurales de Chicueque, Massinga y Vilankulos, además de las ópticas existentes en la zona.

También se recordó a los directores de las escuelas la necesidad de que los alumnos y alumnas a los que se les habían detectado problemas oculares, se presentaran a las consultas oftalmológicas programadas.